LR 2020

VENEZUELA | Tres bombas de tiempo; el hambre, el covid-19 y ahora la escasez de combustible.

El venezolano en los últimos 6 años ha sido sometido a una serie de problemáticas sociales y económicas que han puesto puesto a prueba el aguante del ciudadano.

No solo una hiperinflación de un 1.000.000% que destruyo los ahorros del 95% de la población, a esto se le suma la crisis energética; soportar años de apagones durante jornadas que en ocasiones superaban las 4 horas y que en regiones de muchisimo calor, cuya temperatura supera los 35º y que hace imposible el descanso para salir nuevamente al dia siguiente, a enfentarse a una economia devaluada y destuida en el sector informal.

La informalidad del empleo se elevó por los cielos al mantenerse el salario básico en un promedio de 4 dolares mensuales desde el 2016.

Una economía tan destruida que incluso la delincuencia dejo se ser rentable, hasta la mas abultada cantidad de efectivo que una persona pudiera llevar difícilmente llegaría a los 5 dolares. Y es que por un gran periodo llevar el equivalente a 5 dólares en bolívares encima, no era posible guardarlos los cuatro bolsillos de un pantalón.

soportar la fuga de capital intelectual y la mano de obra joven fue otro desafío para las empresas locales, ademas de tener que habituarse a laborar medias jornadas por la falta de luz.

la destrucción del núcleo familiar, padres que se van del hogar a enfrentar la dura vida del inmigrante ilegal, hijos que se van de la casa antes de poder realizar su proyecto de vida o dejar estudios universitarios a la mitad

Llegada del COVID-19

Lejos de lo que muchos pueden llegar a imaginar, la llegada del covid-19 fue un “anillo al dedo”. Esto supondría la excusa perfecta de mantener la gente en sus casas. Combinar el covid-19 junto a los cuerpos de represion del estado para tener un mayor control social, simultáneamente tratar de ocultar la crisis energética.

Unas de las medidas implementadas es acerca del abasteci mi neto de gasolina, solo se abastecen veiculos públicos y de cuerpos de seguridad.

Caracas. La cola de vehículos para surtir gasolina en la capital, Caracas, disminuyó en el tercer día de cuarentena social y colectiva decretada como medida de prevención ante el COVID-19. Sin embargo, la situación en las regiones es otra, pues en varios estados se restringió el despacho de combustible a los particulares.

Desde el miércoles 18 de marzo entró en vigencia una restricción que limita el suministro y venta de gasolina y gasoil solo a los vehículos oficiales y al transporte público y de alimentos, la medida se está aplicando en varios estados. (cronica.uno)

A Pesar de ser un país petrolero, la escasez de gasolina es, desde hace años, un problema crónico en Venezuela.

La mayoría de las gasolineras están cerradas y enormes colas de autos, a veces de más de un kilómetro, se forman junto a las pocas que siguen funcionando.

Caos en Valencia para abastecerse de gasolina

Desde que el pasado 17 de marzo el presidente, Nicolás Maduro, anunció una cuarentena nacional para hacer frente a la emergencia provocada por la covid-19, se repiten las quejas de profesionales de los servicios sanitarios y productores de alimentos por la falta de combustible.

origen: Usuarios de redes sociales.
Solo vehículos que ofrecen servicios de transportes (moto taxis) pueden abastecerse. esto origino un caos el dia 14 de Abril.

Te puede interesar: CARACAS | En Cuarentena y asfixiados por el humo de las intensas llamas. (VIDEO)

En muchas estaciones de servicio, los conductores se encuentran con un despliegue de militares y policías que les informa de que solo se suministra combustible a los vehículos de los servicios esenciales.

puntos de abastecimientos militarizados

El pasado viernes, después de días de silencio, el gobierno confirmó en un comunicado lo que muchos ya habían notado. 

Fuentes: BBC Abril 2020, Cronica.uno Marzo 2020, El financiero Abril 2020

One thought on “VENEZUELA | Tres bombas de tiempo; el hambre, el covid-19 y ahora la escasez de combustible.

Comments are closed.