LR 2020

¡PRECAUCIÓN! | El uso de los Smartphone en la cuarentena.

Hace 78 años Ana Frank, junto con su familia, tuvo que confinarse para guardar su vida de las SS nazis, dos años estuvo encerrada en lo que ella llamaba “la casa de atrás”, los únicos medios para matar el aburrimiento eran una radio (que solo podía encender en las noches), lápiz y papel. Hoy en día, por causa del Coronavirus, muchos de nosotros nos encontramos en una situación similar a la de Ana (apartando a Hitler, y su séquito), sin embargo, tenemos una gran ventaja con respecto a ella: la tecnología, y para ser más específicos, los Smartphone.

No sería posible para nosotros imaginarnos estos días de confinamiento sin ellos, gracias a estos aparatos podemos estar conectados en tiempo real con los sucesos que ocurren en el mundo, también podemos interactuar con nuestros familiares y amigos que están confinados de igual manera en otros lugares, incluso jugar y ver películas en línea, sin embargo, debemos ser muy prudente y evitar el uso desmedido de los mismos ya que nos pueden acarrear multitudes de problemas: físicos, psicológicos y sociales.

Problemas físicos:

Síndrome de la contractura de Cuello

En estos días de encierro nuestros celulares nos acompañan a todos los rincones del hogar: al baño, al cuarto, a la sala, pero cuando inclinamos el cuello hacia adelante para observar la pantalla del celular, se sobrecarga la columna vertebral, la que acostumbra transportar unos 5 kilos (en posición normal), y se sobreexige con hasta 27 kilos al llegar a los 60 grados de inclinación.

Si esto ocurre en exceso puede conducir a la neuralgia occipital, en la que los nervios occipitales se inflaman o dañan. Los síntomas de esta enfermedad son dolores constantes de cabeza, sensibilidad en el cuero cabelludo, molestias detrás de los ojos y rigidez de la columna asociada a mareos. Muy difícilmente Ana haya sufrido esta condición, ya que escribía sentada en su escritorio en la casa de atrás, así que usémoslo con precausión.

“Obesidad digital”

Este término lo acuñó el ejecutivo de Google Daniel Sieberg, para hacer referencia al exceso de uso o a la dependencia de las nuevas tecnologías, lo cual lleva a que por sedentarismo tengamos problemas de obesidad, incluso la OMS ha encontrado que en los últimos 15 años han aumentado los casos de sobrepeso en adolescentes y niños y que esto está relacionado directamente a la falta de actividad física debida al uso desmedido de los Smartphone, tabletas, entre otros.[1] Nuestra recomendación es, deja un momento tu celular y aprovecha la cuarentena  para ejercitarte.

Problemas de visión

¡Bájale al brillo! “La sobre-exposición a la luz azul es nociva para nuestra salud visual: genera fatiga, estrés visual y puede causar la muerte prematura de las células de la retina”, afirmó Isabel Yuste, optometrista especializada en Baja Visión y cofundadora de la Óptica Kepler.

La especialista indicó que el hecho de estar viendo reiteradamente hacia la pantalla de estos dispositivos disminuye la cantidad de parpadeos promedio que debemos hacer por minutos para mantener humedecidos nuestros ojos, de ahí el enrojecimiento ocular común en quienes utilizan desmedidamente estos equipos

Por su parte la OMS sostiene que las discapacidades visuales más comunes se deben al contacto constante de las personas con las pantallas de artefactos tecnológicos. Entre las dolencias generadas se cuenta el aumento de presión en el ojo debido a su exposición constante a la luz directa de los dispositivos que puede conducir al glaucoma ocular, la segunda causa de ceguera en el mundo. Los errores refractivos, la visión borrosa, a su vez, puede ser el origen de constantes dolores de cabeza y con el tiempo pueden causar o agravar enfermedades como la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo. Debemos darle descanso a nuestros ojos para evitar todos estos padecimientos.

“Whatsappitis” o “Mano de garra”

Con tanto tiempo para escribir que hemos tenido estos días es posible que hayamos sentido calambres en nuestras muñecas o dedos por estar, corremos el riesgo de desarrollar Whatsappitis. Incluso, si no dejamos los excesos, podemos desarrollar tendinitis.

Contagio de enfermedades

¡Desinféctalo! Los Smartphone son vehículos excelentes para transportar gérmenes y bacterias e incluso virus como el Covid-19, debemos desinfectarlos cada cierto tiempo, y más si salimos a hacer las compras y llevamos nuestro teléfono con nosotros.

Enfermedades del corazón

La radiación emitida por estos aparatos puede estar asociada al desarrollo de enfermedades crónicas, tales como problemas cardíacos. La European Journal of Oncology publicó recientemente un estudio en el que señaló que la radiación de teléfonos móviles puede causar mutaciones en las células rojas de la sangre y complicaciones cardíacas. No solamente te pueden romper el corazón por teléfono, sino que él mismo puede dañarte el corazón,  ¡Cuidado!

Infertilidad masculina

¡Cuida a la generación Covid-19, sácalo de tu bolsillo! Los estudios muestran que la radiación emitida por las celulares puede reducir drásticamente la cantidad de espermatozoides, lo que eventualmente puede conducir a la infertilidad.

Problemas de audición

Para matar el aburrimiento estos días, muchos nos la pasamos escuchando música con nuestros audífonos a todo volumen, en cualquier rincón de nuestras casas, pero debemos tener cuidado ya que el uso de estos auriculares, junto con la exposición prolongada al campo electromagnético del dispositivo, puede, a la larga, reducir la audición.

Problemas psicológicos

Genera adicción

Debemos tener mucho cuidado de que nuestros equipos no se conviertan en una adicción en estos días. Nos hacemos adictos a nuestros teléfonos, no solo porque los usamos a menudo, sino porque los necesitamos para sentirnos completos. Nos resulta imposible permanecer sentados solos en una habitación, dándole vueltas a nuestros pensamientos, repasando el pasado y divagando sobre el futuro, permitiéndonos sentir dolor, arrepentimiento y emoción.

Fuente: Shutterstock

Síndrome de abstinencia

Cuando el teléfono se ha vuelto una adicción, se hará difícil simplemente dejarlo de a golpe, esto puede acarrear daños emocionales y detonar este síndrome, lo que nos puede llevar a experimentar ansiedad. Te recomendamos buscar otros métodos de diversión como los juegos de mesa en familia, pero no “Ludoclub”.

Síndrome de vibración fantasma

Cuando pasamos tanto tiempo en Facebook, Instagram o Whatsapp, nuestro cerebro se acostumbra el sonido de las notificaciones, y cuando estas no ocurren nuestro cerebro se ve en la necesidad de generarlas. Se trata de una sensación imaginaria de que está vibrando el celular.

Problemas de sueño

Aparte de la vista, la luz del celular también nos puede ocasionar insomnio o disminuir la calidad del sueño en gran medida. La luz de la pantalla conduce a una mayor agitación del cerebro, los receptores interpretan a la luz como que aún estamos en el día y por eso se nos va el sueño. Algunas personas también pueden ser despertadas en medio de la noche por la vibración o el toque del teléfono.

Adicción comportamental

En el caso del uso de los aparatos electrónicos se ha detectado que su abuso puede alterar el sistema de recompensa generando una sensación de satisfacción y de alegría por su uso y, en consecuencia, una sensación de vacío cuando no se tiene acceso a ellos. “Y de ese modo, como en otras adicciones, se empieza a requerir mayores ‘dosis’ de uso para obtener satisfacción y ese fenómeno comienza a tener consecuencias negativas sobre la vida de las personas: interfiere en su trabajo, en sus relaciones sentimentales, interpersonales, etc.”.

Para la doctora, uno de los grandes problemas de este tipo de adicción es que, como se trata de un comportamiento que cada vez es más aceptado socialmente, su naturaleza de adicción se trivializa y no se le presta la atención suficiente. Javier Díaz explica, por ejemplo, que ha atendido varios casos de pacientes con cuadros adictivos a su celular, derivados de juegos como ‘Candy Crush’, ‘Sims’ ‘Diamond Dash’, que se juegan en línea a través de dispositivos móviles o de computadores. ¡Pendiente con el Ludo Club!

Ansiosos y saturados

Estudios realizados en Norteamérica antes de la detección del Covid-19, demostraban que 3 de cada 4 jóvenes lo primero que hacían al despertar era revisar su teléfono. Los ingleses hablan como fuente de ansiedad, del FOMO (fear of missing out), el miedo a perderse algo si no se mira el teléfono. Incluso existe la nomofobia que es el miedo a olvidar nuestro celular. Estos son comportamientos compulsivos que debemos evitar para no tner serios problemas en el futuro.

Riesgo para la salud mental

El uso de nuestros Smartphone aumenta la excitación de nuestro sistema nervioso central, esto puede provocar un colapso del mismo cuando lo usamos todo el tiempo; en el peor de los casos estos dispositivos pueden ser un detonante para trastornos mentales. ¡Cuidado! Si no lo usas con cuidado, te salvarás del Covid-19, pero no de la locura.

Aumenta el estrés

Cuando estamos tan pendientes de las notificaciones, los correos y las redes sociales, nuestro sistema nervioso produce un aumento en la irritabilidad, déficit de atención y aumento en el estrés.

Problemas sociales

¿Espontáneos y auténticos?

En estos días de confinamientos, para las familias cada vez es más difícil mantener una conversación cara a cara. “La gente busca evitarla usando el móvil para no sentirse vulnerable”, dice Sherry Turkle, profesora de Ciencias Sociales y Tecnología en el (MIT)[2]. Pone como ejemplo a padres e hijos que discuten por Whatsapp y similares para tener las emociones bajo control. Estos casos se han visto en muchas familias durante este tiempo de aislamiento.

Interfiere en la pareja

Muchas relaciones amorosas comienzan y también terminan por el celular. Estos facilitan la comunicación, pero a la vez la hacen difíciles en parejas ya establecidas. “Yo, si estoy con mi novio y él está todo el rato con el móvil en lugar de prestarme atención, se lo tiro por la ventana”, proclama Lucía, de un grupo de estudiantes de bachillerato artístico. Y es que la verdad se conoce de muchas parejas que pasan todo el día cada uno por su lado en sus celulares. En estos momentos debemos aprovechar el momento para pasarlo con los que amamos, incluso si se nos hace difícil, de eso se trata el amor.

Nos aleja de los que están cerca

Para nadie es un secreto que el internet, y en este caso los Smartphone, han “acortado” las distancias del mundo; hoy puedes estar en tu oficina en Brasil realizando una video-llamada con tus tías que se encuentran en China, muchas relaciones de parejas en la actualidad se han conocido mediante las redes sociales, sin embargo, así como los Smartphone nos acercan a los que están lejos, irónicamente nos alejan de los que están cerca. A Turkle le resultó doloroso “que niños y adolescentes digan que nunca han dado un paseo con su padre o madre sin que estos estén sin teléfono”[3] esto es una muestra del distanciamiento social que han producido los Smartphone en las relaciones sociales cercanas, estos niños “literalmente, sienten que nunca tienen la plena atención de sus padres”, el tiempo que pasamos en los Smartphone se lo robamos a los demás (ibid). Que el Covid-19 no solo sea una herramienta de muerte para el mundo, sino que también sea de unión para la familia, ¡Aprovechemos este tiempo para dedicárselo a los nuestros!

Como hemos podido observar, el uso en exceso de las tecnologías es nocivo para la salud física, ya que nos puede llevar a padecer enfermedades importantes en nuestra salud física, e incluso, algunas de ellas irreversibles; de la misma manera, nuestra salud mental también se puede ver afectada si no reducimos el uso de estos aparatos que también es un amenazante para nuestras relaciones sociales. Que en estos meses de emergencia nuestro enemigo sea el Covid-19, el confinamiento, pero no nuestro Smartphone. Como hemos podido observar en este ensayo, con todo y que los Smartphone son objetos de gran ayuda en muchas áreas de nuestras vidas, y de que no nos podemos imaginar la vida sin ellos; si no regulamos su uso, nos veremos envueltos en severos problemas de salud, en nuestras relaciones sociales y con el medioambiente. Seamos conscientes, tengamos una relación eficiente.


[1]      Redacción El País. 2017.  “Siete grandes amenazas para la salud que están escondidas en su celular”, El País, en ‹https://www.elpais.com.co/tecnologia/siete-grandes-amenazas-para-la-salud-que-estan-escondidas-en-su-celular.html›. Consultado el 11 de abril del 2020.

[2]      Instituto Tecnológico de Massachusetts

[3]      Ricart, Marta. 2016. “Diez problemas que nos ha ocasionado el smartphone” Levante: El Mercantil valenciano, en ‹https://www.levante-emv.com/vida-y-estilo/tecnologia/2016/05/27/diez-problemas-ocasionado-smartphone/1423941.html›. Consultado el 11 de abril del 2020.

2 thoughts on “¡PRECAUCIÓN! | El uso de los Smartphone en la cuarentena.

Comments are closed.